Entrevista a la vista con Lara Blanco – Dime cómo te relacionas con la naturaleza y te diré cómo eres

Primero de todo Lara quería agradecer tu participación en Entrevista a la vista. Te conocí gracias a una pregunta que lancé en Instagram sobre la curiosa planta que me regalaron y fue en ese momento cuando descubrí el bellísimo trabajo que realizas.

Gracias a ti Laura. No pude evitarlo, cuando alguien habla sobre plantas u otro elemento natural ¡me encanta unirme y compartir!

Para empezar Lara, te voy a pedir que te presentes, ¿quién es Lara Blanco?

Lara Blanco es naturaleza, como lo somos todas y todos. Soy un ser de este planeta Tierra y de este Universo, y creo en la importancia de no perder esto de vista. Esto es lo que más profundamente y en esencia me y nos define, antes de todo lo demás.

Por concretar un poco, diría que soy una humana muy sensible, lo que implica también creativa y empática, transparente y en un equilibrio entre mis raíces, la tierra y el cielo. Mi profesión es la Psicología y acompaño a personas en el camino a su naturaleza, desde el autoconocimiento, el autocuidado y la autocompasión.

Personalmente cada día estoy encontrando más sentido a la siguiente afirmación: “Dime cómo te relacionas con la naturaleza y te diré cómo eres”. Desde que me dijiste que las plantas nos enseñan mucho sobre nosotras y nuestra forma de relacionarnos he estado pensando en mi relación con las plantas a lo largo de mi vida y le encuentro muchísimo sentido. ¿Qué nos podrías decir al respecto?

Es tal cual así, Laura. Me apunto esa frase porque realmente define lo que defiendo. Nuestra relación no sólo con las plantas en sí, sino con la naturaleza en general, es decir, con todos los seres y elementos de nuestro planeta, dice mucho de nosotras mismas. Dice sobre nuestra conexión con lo que realmente somos, sobre nuestra historia de vida, sobre nuestra manera de relacionarlos con nosotras mismas, con los demás y con el mundo…

¿Qué te enamoró de la naturaleza?

Que formo parte de ella. Que me da la vida.

En realidad, no diría que me enamoré de la naturaleza, diría que la amo inherentemente, como una niña ama a su madre desde que ésta la gesta.  Sin la naturaleza no existiríamos; somos naturaleza y lo que hacemos, pensamos y sentimos también lo es. La naturaleza no es algo externo ni separado de nosotras. Fíjate, he buscado la definición de una palabra que acabo de usar sin pensarla mucho, que me ha salido de dentro, y es la siguiente: “Inherente – Que por su naturaleza está de tal manera unido a algo, que no se puede separar de ello”.

¿En qué nos puede ayudar la naturaleza?

Los seres humanos hemos pasado un 99% de nuestra historia en el entorno natural. Esto significa que nuestro Sistema Nervioso, nuestro cuerpo-mente en general y nuestra genética, están adaptados a una vida natural. Por eso, las personas, exceptuando aquellas que conviven con alguna fobia o trauma relacionado con el entorno natural, nos sentimos cómodas cuando estamos rodeadas de naturaleza. Porque nuestro Sistema Nervioso se calma. Porque estamos en casa, y no hay peligro (real o percibido). Entonces, la naturaleza nos puede ayudar, en primer lugar, a volver a nuestro estado natural de calma.

En segundo lugar, nos ayuda a autoconocernos y a comprendernos, ya que nos regimos por las mismas leyes que la naturaleza. Somos un reflejo de ella y ella es un reflejo de nosotras. Podría pasarme horas hablando de sus beneficios, pero espero que con esto se entienda lo esencial.

¿Es un reto?

Sí, es un reto reconectar con la naturaleza y permitirnos que nos ayude, si es esto a lo que te refieres. Porque nos hemos separado demasiado de ella, y es un vínculo que, por una parte, es fácil y fluye, ya que como dije somos inherentes a ella, y por otra parte hay que cultivarlo con consciencia. Lo más importante es querer reconectar con ella, y no todos los humanos están dispuestos a eso; creo que ahí reside el mayor reto.

Es bueno que los profesionales de la salud nos cuidemos mucho ya que nos dedicamos a cuidar y a acompañar. Si primero nos cuidamos a nosotras mismas después podremos cuidar a los demás mucho mejor. ¿Qué rituales o acciones realizas para cuidarte en tu día a día?

Me encanta esta pregunta porque considero el autocuidado uno de los pilares fundamentales para la salud y el bienestar, propio y del planeta.

Lo primero, destacaría que no soy perfecta, y no tenemos que ser perfectas, no se trata de eso. Cada una tiene un principio de realidad, es decir, a veces no es tan fácil cambiarlo todo para tener una vida más consciente y conectada con la naturaleza de la noche a la mañana, precisamente porque la sociedad que hemos creado no acompaña a esa idea. Por eso lo más importante es hacer lo que a ti te funciona y seguir tu propio camino hacia tu naturaleza interior y tu conexión con la naturaleza, desde un lugar de autocompasión y autocuidado, valga la redundancia, y no desde una autoexigencia limitante.

Dicho esto, los rituales que yo hago cuando mi principio de realidad me lo permite, que intento que sea a menudo y cada vez más, son, por ejemplo: cuidar mi plantas y dar paseos por lugares lo más naturales posible; respetar mis ciclos y mis ritmos y reconocer que soy cíclica y mis ritmos son los ritmos naturales; pedir ayuda cuando la necesito, poner límites y comunicar mis necesidades; atender a mis emociones; alimentarme exclusivamente de plantas (dieta vegana) y seguir un estilo de vida lo más consciente, ecológico y vegano posible; practicar yoga y meditar, y mantener mi faceta espiritual y mi faceta creativa/artística activas en mi día a día.

¿Sueles escuchar en consulta la siguiente afirmación: “No tengo tiempo”? ¿Qué nos podrías decir al respecto?

Como he mencionado, cada persona tiene un principio de realidad. Es cierto que existen obligaciones y quehaceres, no podemos negarlo. Pero hay mucho tiempo. La sociedad nos exige productividad, hacer, competir, ganar, conseguir… No estamos diseñadas para eso, al menos no de la manera que se nos exige. Estamos hechas para Ser. Para ver la vida pasar, y no precisamente como algo negativo, como se suele utilizar esa expresión. Ver la vida pasar es vivirla plenamente, es ser consciente de cada cosa que está ocurriendo a nuestro alrededor y comprender tu lugar entre todas ellas. Si estás leyendo esto, te aseguro que tienes un minuto en tu día para pararte a respirar, para pararte a Ser. Establece tus prioridades, las tuyas propias, no las que te han hecho creer que son tuyas.

¿Cómo te diste cuenta que querías enfocar tu trabajo integrando 4 ejes, la Psicóloga, la naturaleza, el yoga y el arte?

Como he dejado intuir, la naturaleza siempre formó parte presente de mi vida, así como el arte, desde pequeñita. También practico yoga desde hace unos 6 años y me he ido interesando por la dimensión más espiritual del ser humano y la atención plena. Cuando comencé mi perfil y mi marca personal, la naturaleza estuvo presente desde antes incluso de pensármelo, era natural para mí que así fuera, me salió así. Más tarde, mientras reflexionaba sobre por qué tantas personas sentimos ese algo especial al hablar de entornos naturales, y por qué pensamos en ellos cuando nos preguntan qué nos gusta hacer o qué nos hace sentir bien… me di cuenta de que el arte y el yoga eran lo mismo. Conectar con nuestra esencia y nuestro verdadero Ser. Calmar nuestro Sistema Nervioso. Expresar y conocer nuestra naturaleza interior.

¿Nos podrías explicar cómo es un día en tu trabajo?

Cada día preparo con mucho cariño e ilusión las sesiones de acompañamiento psicológico, casi todas online. Cuando llega la hora de cada sesión, enciendo mis velas aromáticas, contacto con mi respiración y dirijo mi energía y mi disponibilidad hacia la persona con la que voy a trabajar. Después y entre sesiones, me dedico a estudiar, que forma parte de mi trabajo. Estudio sobre diferentes temas de psicología y, en estos momentos, la formación de maestra de yoga que estoy terminando.

Además de eso, estoy en un momento de mucha expansión profesional, de hacer muchos contactos diferentes, empezar colaboraciones y proyectos… Por eso normalmente siempre hay reuniones o tareas de desarrollo y creación de las diferentes ideas que tengo en mente. Por ejemplo, en breves lanzaré un encuentro en versión presencial y online, y pronto algunas sorpresas más…

¿Qué les dirías a las personas que nos están leyendo y que se encuentran en un momento complicado?

Les diría: te siento. Te entiendo y no estás sola/o. Eres valioso/a. No es tu culpa. Pide ayuda si puedes, y así poco a poco todo estará en su lugar. Intenta confiar, al menos confía en esto que te digo. Y recuerda que la esencia de la naturaleza está en ti, y que formas parte de algo grande y hermoso.

Muchas gracias Lara, Muchas gracias a ti Laura, de corazón.

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En los más de 6 años dedicándome al desarrollo de la Psicoterapia me he dado cuenta que desde bien pequeña me interesé por la conducta alimentaria deseando descubrir qué se escondía en la otra cara de la moneda. La conducta alimentaria me parece fascinante, amo mi profesión y no me canso de aprender con lo que la formación y actualización son mi máxima.

Lo más leído

Abrir chat
💬 ¿Quieres más información?
Laura Albó Psicología
Hola 👋🏻,
¿En que podemos ayudarte? ¿Necesitas más información?